Estudios realizados sobre la carnitina: ¿Es útil o no?

En esta web, hemos hablado mucho sobre la l-carnitina y todo lo que nos puede aportar este popular suplemento. Hemos visto sus beneficios y sus efectos tanto en la quema de grasa como en la mejora del rendimiento atlético, así como otras ventajas en varios campos. Es evidente que no podemos creer todo lo que leemos, sobre todo de lo que nos dicen directamente las marcas, pero sí que podemos intentar basarnos en la evidencia científica que existe sobre esta sustancia. En ese artículo, hemos querido recopilar varios estudios e investigaciones realizadas para poder determinar cuáles son sus verdaderos resultados.

Los efectos de la l-carnitina según diferentes estudios

Investigaciones sobre sus efectos en el rendimiento deportivo

Los resultados de la investigación (1) realizada por la Universidad de Connecticut fueron publicados en la revista Metabolism, con el fin de examinar el efecto de esta amina en el ejercicio. En este estudio, los sujetos recibieron 2 gramos al día de de L carnitina o un placebo durante tres semanas, y luego se realizaron cinco series de quince o veinte repeticiones de ejercicios sentadillas. Tras de un período de pausa de una semana para limpiar los organismos de los sujetos, los que habían tomado el placebo recibieron L carnitina y viceversa, y los ejercicios y pruebas se repitieron. Una de las pruebas tras el ejercicio, consistente en una resonancia magnética a mitad del muslo, mostró entre un 41 y un 45 % menos de trastornos del tejido cuando los participantes tomaron L carnitina antes de hacer ejercicio. Además, la suplementación mostró una menor generación de radicales libres causados por el ejercicio. Los participantes también informaron menos dolor después de tomar L carnitina durante los cuatro días siguientes a las sesiones de entrenamiento.

En 2004, investigadores en Austria revisaron (2) toda la literatura de investigación disponible sobre los posibles beneficios de la L-carnitina en un artículo publicado en la revista Nutrition. Llegaron a la conclusión de que la L carnitina reduce el daño muscular, promueve la recuperación tras el ejercicio y reduce los niveles de ácido láctico, además de ofrecer un beneficio potencial en el entrenamiento y la competición.

Estudios anteriores han encontrado que sus niveles en los músculos disminuyen cuando se realiza un ejercicio intenso, y ese proceso puede estar relacionado con la fatiga. Tomando este suplemento por vía oral se ha observado que repone sus niveles en los músculos, aunque el suplemento necesita ser tomado por un mes o más para aumentar significativamente la cantidad de L carnitina en el músculo esquelético.

Los análisis del doctor Richard Bloomer sobre este complemento como director del Cardiorespiratory/Metabolic Laboratory de la University of Memphis y el trabajo con atletas y pacientes, ayuda a explicar cómo la esta sustancias puede trabajar en el cuerpo para mejorar el rendimiento del ejercicio.  En primer lugar, aumentar el contenido de carnitina en las células del endotelio, la pared interna de los vasos sanguíneos, mejora la capacidad de estos para dilatarse y permitir que el tejido muscular obtenga más oxígeno. Asimismo, permite reducir la cantidad de oxidación causada por los radicales libres producidos como subproducto de ejercicio.

Suplemento ideal para tu dieta deportiva

Investigaciones enfocadas a la pérdida de peso y la quema de grasa

Por ejemplo, un estudio reciente llevado a cabo en Alemania y publicado en la revista Metabolism analizó la respiración y realizó pruebas de orina de doce personas que mantenían una dieta para bajar de peso. Los investigadores siguieron la cantidad de grasa y proteína utilizada con y sin la toma de la carnitina. Ellos descubrieron que su ingesta (1,5 gramos tres veces al día) aumentó significativamente la conversión de grasa en energía. Junto a él, otros estudios que han medido la cantidad de peso perdido con y sin suplemento han tenido resultados han demostrado un claro beneficio para bajar de peso.

Entre los diversos estudios sobre el papel de la L-carnitina en la pérdida de peso, hay uno que se llevó a cabo con un inusual nivel de precisión en la medición de los cambios en la grasa corporal. Sus hallazgos arrojan algo de luz sobre cómo y por qué este suplemento funciona en programas de pérdida de peso. Este estudio fue un esfuerzo conjunto entre los investigadores de la Universidad de Texas en San Antonio y el Harbor-UCLA Medical Center en Torrance, California, y fue publicado en Current Therapeutic Research en 1992.

En el estudio, treinta mujeres obesas y diez hombres obesos de edades comprendidas entre los diecinueve y los sesenta y ocho fueron divididos en dos periodos de ocho semanas. Al primer periodo no le fue asignado ningún tipo de suplementos. Para el segundo se incluyó la toma de  carnitina, cromo mineral y galletas de alto contenido de fibra, junto al plan de pérdida de peso realizado. Todos los participantes comieron una dieta baja en calorías, consistente en un promedio de 1.249 calorías diarias para mujeres y 1.653 calorías diarias para los hombres.

Uno de los aspectos inusuales de este estudio fue el método utilizado para medir la grasa corporal. Por lo general, los investigadores han confiado en los calibres para medir la grasa en diversas partes del cuerpo o en la impedancia eléctrica. Ninguno de estos dos métodos se consideran los más precisos, pero son relativamente económicos y sencillos de aplicar.

En este estudio de pérdida de peso, los investigadores utilizaron el método de pesaje bajo el agua para medir la grasa corporal y la masa magra al comienzo y tras las diversas etapas del ensayo. A pesar de su relativamente mayor exactitud, este método no se usa tan a menudo como los demás debido a que es mucho más complicado y requiere un laboratorio de pruebas especial. Ellos encontraron que durante las primeras ocho semanas, no hubo ningún cambio significativo en la composición del cuerpo o los niveles de colesterol cuando los participantes se les dieron dietas individuales.

Durante el segundo periodo de ocho semanas, se produjo una pérdida de grasa corporal promedio de aproximadamente 0.7 kilos por semana cuando se agregaron los suplementos de L-carnitina, cromo, y fibra. Al mismo tiempo, su masa corporal magra fue preservada y su metabolismo mejoró, con un aumento de su tasa metabólico en promedio de 1126 a 1367. En otras palabras, los requisitos calóricos diarios requeridos por estas personas en reposo aumentaron en un promedio de 240 calorías al día o un 21 por ciento. Este aumento es muy significativo, ya que permite superar uno de los escollos tras un periodo de restricción calórica, evitando la recuperación de peso.

Los investigadores también observaron que los participantes encontraron más fácil adherirse a su dieta durante la segunda fase, cuando tomaban suplementos. Además, los suplementos tuvieron un efecto positivo en los niveles de colesterol: durante la primera fase del ensayo no hubo cambios en el colesterol, pero durante la fase, los niveles de colesterol total y LDL disminuyeron significativamente.

Este suplemento es ideal para quemar grasa y adelgazar

Como estamos viendo, el estudio de la L-carnitina  como una ayuda para la pérdida de peso se ha llevado a cabo durante años. En otro estudio realizado en 1986, se publicó en la revista Medical Hypotheses la conclusión de uno de los estudios: “La eficacia de las dietas bajas en grasas puede ser promovida por un suplemento de esta sustancia, que estimula la oxidación de las grasas. Una dieta adecuada acompañada de ejercicio regular puede ser el medio ideal de mantener una figura esbelta durante toda la vida y reducir al mínimo el riesgo de padecer enfermedades degenerativas occidentales”.

En una investigación publicada en 1998 en la revista científica alemana Medical Journal for Natural Therapy, el efecto de la L-carnitina se probó en 100 personas obesas, junto con una dieta y ejercicio moderado. Los participantes fueron divididos en dos grupos, llevando a cabo ambos una dieta de 1.200 calorías, pero un grupo también tomó suplementos de esta amina. El grupo al que le fue asignado el suplemento, tras tomarla perdió un 25% más de peso que el otro grupo.

Los investigadores observaron que en las dietas restringidas en calorías, puede haber una deficiencia y los suplementos pueden ser de gran ayuda para garantizar que la energía se genera de manera eficiente de la grasa que se encuentra en la dieta.

Formas y Dosis de L Carnitina

Tanto la L Carnitina como el Acetil L Carnitina son dos formas diferentes de un mismo aminoácido, pero funcionan de manera diferente. La L-Carnitina ayuda al cuerpo a convertir la grasa en energía, por lo que es utilizado habitualmente con objetivos deportivos o si está tratando de bajar de peso. La Acetil-L-Carnitina es esencialmente una forma procesada de L Carnitina, que puede pasar la barrera entre el torrente sanguíneo y el cerebro.

La Acetil L-carnitina es la forma preferida para el apoyo al sistema nervioso, ya que el grupo acetil permite a la molécula cruzar la barrera sangre-cerebro más fácilmente y también puede mejorar la síntesis de acetilcolina, un neurotransmisor principal en el cerebro. La forma acetil contribuye también a convertir la grasa en energía, pero en menor medida que que la forma de L-Carnitina.

En cuanto al rendimiento deportivo y la pérdida de peso, la forma de L es la más recomendada para ello y contribuirá en mayor medida a una mejora física, a movilizar la grasa de los depósitos de almacenamiento y moverlo a las mitocondrias para quemar como energía.

El dilema de tomar este aminóacido en un momento u otro del día, o el tomarla antes o después del entrenamiento, no parece ser el factor más importante cuando se considera la suplementación. Más bien se recomienda tomarlo diariamente durante algunas semanas para ser capaz de ver algunos resultados sólidos. Se recomienda asimismo tomar L Carnitina con el estómago vacío, ya que mejorará su asimilación. Un gran número de nutricionistas y profesionales del deporte recomiendan tomar 2 gramos de una forma de L carnitina líquida una hora antes de una sesión de entrenamiento, y/ o tomarlo en ayunas por l mañana.

En cuanto a la dosis total, diversos estudios muestran cantidades entorno a los 2 – 4g al día, dependiendo de su nivel de actividad. Asimismo, cada producto contiene unas indicaciones en concreto.

Estudios mencionados:

(1) l-Carnitine l-tartrate supplementation favorably affects biochemical markers of recovery from physical exertion in middle-aged men and women. Ho JY, Kraemer WJ, Volek JS, Fragala MS, Thomas GA, Dunn-Lewis C, Coday M, Häkkinen K, Maresh CM. Human Performance Laboratory, Department of Kinesiology, University of Connecticut, Storrs, CT 06269-1110, USA. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20045157

(2): Supplementation of L-carnitine in athletes: does it make sense? Karlic H1, Lohninger A. Ludwig Boltzmann Institute for Leukemia Research and Hematology, Vienna, Austria.  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15212755(4) Kaats, G.R., Wise, K.A., Blum, K., Morin, R.J., Adelman, J.A., Craig, J. & Croft, H.A. (1992). The Short-Term Therapeutic Efficacy of Treating Obesity with a Plan of Improved Nutrition and Moderate Caloric Restriction. Current Therapeutic Research-Clinical and Experimental 51, 261-274. También te puede interesar.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *